Blogroll

jueves, 25 de agosto de 2011

Las artes marciales mixtas en Bolivia


Mayo  de 2007, el mundo de las artes marciales mixtas aterrizó en Bolivia, específicamente en La Paz, cuando la academia de Brazilian Jiu Jitsu Cabrera Brothers organizó el evento MMA 3.600 Genesis, en el coliseo Don Bosco, de la sede de gobierno.  Los combates fueron en ring y con reglas pride.

 
En los hechos fueron enfrentamientos entre miembros de la academia y practicantes de BJJ versus expositores de otros centros de entrenamiento. Mauricio Torrico, Joel Quisbert, Raúl Vargas, Juan Eduardo Araos, Rolando Coronel, Marcelo Anavi y Jaime Cabrera fueron los representantes de Cabrera Brothers. Con excepción de Quisbert, que perdió por una gillotina contra un exponente de kung fu, todos los demás vencieron a sus oponentes.

Del grupo de peleadores, Coronel, Anavi y Araos tenían la base de otras artes marciales. Rolando es un destacado luchador que ha vestido los colores bolivianos en diversas oportunidades; Anavi, es reconocido como uno de los mejores kickboxer en categorías livianas y Araos ha sido campeón nacional de judo en diversas oportunidades e integró la selección boliviana que compitió en los Juegos Deportivos Bolivarianos de 2009.




























En noviembre de ese año, se realizó nuevamente un evento MMA 3.600, esta vez fue en el coliseo Julio Borelli y en octágono.  Compitieron por los Cabrera Brothers Joel Quisbert, Juan Eduardo Araos, Julio Oviedo, Marcelo Anavi, Ricardo Suárez, Rolando Coronel y Jaime Cabrera. Con excepción de Suárez (que perdió por decisión de jueces), los demás miembros de la academia organizadora volvieron  a ganar.


























Pasaron dos años y Cabrera Brothers se animó a organizar un evento en Santa Cruz, motivado sobre todo porque en la capital oriental la academia de MMA, Elite Fight estaba cobrando renombre. Compitieron por Cabrera Brothers Mauricio Torrico, Joel Quisbert, Marcelo Anavi (que al final no pudo pelear porque su rival tenía un peso menor), Juan Eduardo Araos (que ganó luego que el maestro de su rival, un coreano de 1,99 metros y 119 kilos no dejó pelear a su pupilo porque el judoka usaba judogi), José Vaca,  Brian Vásquez, Marcelo Salamanca, Wálter Escóbar y Jaime Cabrera.  Ganaron Vaca, Vásquez y Escóbar y perdieron Torrico, Quisbert, Salamanca y Cabrera. 




 Esto significó un duro revés para la academia tomando en cuenta que la rivalidad con Elite Fight era creciente. Pero también significó dos cosas más. La primera, que el mundo de las MMA modernas había llegado a Bolivia (mientras los maestros Jaime y Hugo Cabrera se empecinaban en apostar al brazilian jiu jitsu, la academia cruceña aplicaba un entrenamiento mixto) y lo otro, desenmascaró toda una maraña de engaño, estafas y fraudes por parte de Jaime Cabrera, quien luego de perder el evento ante Bentley Siller (quien se encuentra entrenando en Estados Unidos) desapareció con el dinero de las recaudaciones. Pero no nos detendremos en esto, que son sinsabores que han enlodado este gran deporte.


Tras el contratiempo de Santa Cruz, los peleadores de Cabrera Brothers decidieron crear su propia academia. Así nace Alianza Bolivia MMA, un centro de entrenamiento que conjunciona lo mejor de las artes marciales de contacto con miras  no sólo al aprendizaje de Brazilian Jiu Jitsu, sino también del kickboxing, judo, lucha y, obviamente, MMA.


El año pasado, uno de los estudiantes avanzados, Kamel Mokrani, organizó un evento de vale todo en el coliseo Don Bosco, pese a que no hubo gran asistencia, el torneo permitió exponer el buen nivel de los peleadores de Alianza ante los campeones proclamados por Cabrera Brothers.
Paralelamente, en Santa Cruz Elite Figth organiza eventos periódicos y en Cochabamba, la academia de Gabriel Aguilar (ex Montán Jiu jitsu) hace lo propio.
En noviembre de este año, en La Paz, el monitor de BJJ de Alianza, Nelson Escobar, realizará un evento de MMA con grandes exponentes nacionales de este deporte.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada